Artículos de opinión y pequeñas noticias sobre mi pueblo

23/5/08

No a la baja

Como viene siendo normal en la casta política, contemplamos como van transgrediendo el lenguaje por aquello de que “a río revuelto ganancia de pescadores” y así, se ha podido apreciar como una joven y débil democracia se convertía en una partidocracia, pero de caras a la galería seguía haciéndose pasar por una democracia y si me apuran (y por favor no se rían) también se hace pasar a este hermoso país como ejemplo de un estado de derecho.
De ahí que se me ha ocurrido ponerme en contacto con algún que otro político y que me explicara sus resistencias, peros, dimes y habladurías.
Al parecer cuando he intentado profundizar sobre como se forman las cúpulas de los partidos se me ha pasado por la mente y quisiera estar equivocado, de que los políticos son los primeros en no creer que puedan funcionar bien los planteamientos primitivos de una democracia. ¡Si! Eso de salir al ruedo, de soltar un discurso, de entablar un debate, de convencer o ser convencido y de marcar un camino entre todos los que se han considerado lo suficientemente ilustrados, documentados y experimentados para exponer sus criterios… Y posteriormente recibir a través de unos votos el respaldo del ciudadano.
De ahí que lo del sufragio universal, referéndum, elecciones generales, los congresos de los partidos políticos, sean unas de tantas palabras cuyos significados se quedan diezmados por participaciones irresponsables, sin criterio, sin análisis en profundidad y que tanto a la larga como a la corta constaten esa base quebrada que soporta el aparente sistema democrático.
De hecho, no es menos cierto, que el uso de las técnicas de marketing publicitario dirigidas a un consumo irreflexivo, sean las que mejores resultados dan en la practica, a parte de ser las más efectivas a la hora de encontrar a un político para dirigir al país y quizás por eso el control de los medios de comunicación son tan apreciados en el mundo de la política...
Lemas que alimentan el sentimiento del pueblo engañado como: “el pueblo es sabio”, “el pueblo sabe lo que quiere” “la mayoría no se equivoca” “el voto es…” no aguanta ningún estudio seudo científico que se precie, por eso constato una vez más que el pueblo esta engañado y un análisis en profundidad sobre los procesos de elección de nuestros representantes, no se aguanta por ningún lado, si quieren hacerse pasar por unos verdaderos representantes.
Ante estas realidades la casta política desconectadas de sus bases, (estamos en una partidocracia) recurre a las estadísticas para cubrir sus necesidades de información, siendo éstas las herramientas mas preciadas, pues se utilizan para intentar permanecer en su puesto de trabajo y marcar el camino de sus actuaciones.
Pero en el fondo, las estadísticas tan solo reflejan los cambiantes estados de animo que el ciudadano tiene en un cierto momento, tras recibir el machacón y repetitivo mensaje (marketing) que utilizan los diversos medios de comunicación (difundiendo opinión).
Así pues, la limpieza del lenguaje, y el camino hacia una democratización de la partidocracia, no se consiguen dándose de baja los ciudadanos que horrorizados, cansados, desalentados, etc. se dan cuenta de semejante farsa.

8 comentarios:

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Jaume bon día, pollo.
Me traes hoy un tema que me tiene plof porque soy muy politiquera y en este momento como que no sé qué pensar ni a dónde ir.
Quizá la calma, la prudencia y la discreción, sean los valores que más favorables sean en estos moentos de río revuelto y que algunos desean que se desborde.
Besitos mil

Jaume Canals Lanacemia dijo...

Dicen que frecuentemente el uso de lo que se ha venido en llamar ciencias estadísticas, están los soportes de las decisiones de nuestros supuestos representantes. De ahí viene que la posible utilización irresponsable de los métodos de estudio y calculo estadístico den respuestas que el político de turno se las traga como si fueran verdaderas y nos puedan conducir por caminos equivocados.
Todo este proceso, se asemeja al ansia que se sienten al esperar que te toque la lotería, pues existe un desanimo generalizado al ver como cada vez es más difícil esperar que prevalezca el sentido común.

Carmen dijo...

¿Democracia? me gustaría saber en qué consiste. Si se trata de adoctrinar a la masa para que baile al son que le tocan, entonces sí sé lo que es. Si es otra cosa... que me lo expliquen.

A riesgo de ser malinterpretada y en contra de todos los principios de corrección política me atrevo a decir que, visto lo visto, la Democracia no es más que la tiranía de la mayoría. Ahora, eso sí, no conozco otra alternativa. Tal vez se trata de mejorar lo que ya conocemos.

Un abrazo Jaume

PD: Ahora estoy muy ocupada y con menos tiempo para comentarios, pero que sepas que te sigo leyendo.

Jaume Canals Lanacemia dijo...

Carmen gracias por el abrazo. Me encanta que me sigas leyendo y pienso que estas en lo cierto sobre la cuestión que te formulas. Se trata de adoctrinar a la masa para que baile al son que le tocan. De ahí que busquen todas las formulas para convertirnos en borregos.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

¿Sentido comun, Jaume? No sé, yo me siento como si fuera un títere manejada por una mano oscura.
Un besillo a café

Jaume Canals Lanacemia dijo...

Mª Angeles ese sentimiento no es politicamente correcto, Aunque se discula por el leve sabor a café que me has dejado...
Por aqui decimos: "Seny"

Estrella Altair dijo...

Hola Jaume, conozco directamente la maquinaria de funcionamiento de los partidos y te puedo asegurar que no puede ser mas obsoleta, en realidad, no se ... como ganan y pierden... es desde mi humilde opinión, ni tan siquiera por el marketing como dices machacón,es mas por el posicionamiento hacia la izquierda o hacia la derecha... lo demás de verdad que es que dá lo mismo.

Un besiño

Jaume Canals Lanacemia dijo...

Estrella, el posicionamiento lo establecen los medios de comunicación ayudados por las técnicas de marketing.