Artículos de opinión y pequeñas noticias sobre mi pueblo

12/3/08

Ganar con sangre... (por medio)

El asesino dicen que era un hombre de elevada estatura, complexión fuerte y que iba vestido de negro con una barba postiza. Después de disparar repetidamente corrió hacía un vehículo donde le espera su compañero y abandonaron precipitadamente el lugar del crimen sin que se le haya podido localizar por el momento.

Se cumple así por segunda vez en la reciente y joven democracia española que un partido gana las elección, teniendo como noticia a destacar el día anterior a la votaciones, la sangre y el dolor de un ciudadano español (en la primera, se incluyeron muchas más muertes, más sangre y además otras nacionalidades) y se vuelve a vulnerar por segunda vez el día de reflexión, por diferentes comunicados y medios de comunicación.

Me llamo la atención el comunicado de una hija… Dicen que dijo que no iba a tolerar que el asesinato fuera manipulado “por nadie”, dicen que dijo que tanto ella como tu madre habían dicho: “no lo vamos a tolerar”. Y mientras… Repartió un comunicado pidiendo a la sociedad que acudiera a las urnas, como respuesta al asesinato de su padre.

Así mismo, también se ha escuchado decir que decía la hija que: “A mi padre lo han asesinado por defender la libertad, la democracia y las ideas…” (omito la afiliación política, que la hija remarco expresamente)

Y si eso no había sido bastante, también se ha escuchado decir que la familia había querido remarcar el gran apoyo que habían tenido por los miembros del partido político del muerto, es decir, del asesinado.

Si fuera eso cierto, el dolor la habría traicionado, pues el contenido de esos comunicados o de esas declaraciones muestran que ha sido ella, la primera en utilizar “políticamente hablando” la muerte de su padre.

Si no se hubiera querido utilizar esa muerte “políticamente hablando”, no se habría puesto en todos los medios de comunicación el título de “ex concejal del… “(omito expresamente la afiliación política), es decir, no se hubiera remarcado en las declaración su afiliación política, pudiéndose poner tan solo el título de “ex concejal” que reflejaba perfectamente un cargo público.

Pero desgraciadamente eso no hubiera tenido el efecto que algunos deseaban tras ese asesinato.

Así pues era lógico que una vez que la hija a señalado un camino a seguir, los sucesivos comunicados realizados ¡ahora si! por las autoridades de turno, también se aprovechara para “barrer para casa”, (como se dice vulgarmente), y tuvimos que escuchar los comentarios del ministro del interior que aprovecho una entrevista en un medio de comunicación el mismo día de reflexión que decía algo así como que: el muerto (el asesinado) hubiera querido la unidad ante los asesinos…

Pero entrando en asuntos un poco más macabros, paso a relatar la historieta que tiene como protagonista otro representante del mismo partido que el muerto, que le dice a su contrincante político: “ahora no, ahora si”, es decir, que la familia no lo quiere ver, pero luego, parece que si, que la familia puede aceptar su visita para recibir el pésame…

Y la historieta ya abierta a contra pie se quiebra cuando el contrincante se presenta en el velatorio y mientras la familia espera recibir el pésame correspondiente, este no llega, pues el representante que le había llamado diciéndole que podía venir, se cruza en su camino y al estrecharle la mano le increpa: “no va a tolerar más que digan que están traicionando la memoria de los muertos…” mientras la compañera del contrincante replica: "eso no es así, eso no es así"…

Lo triste, es que ni la hija, ni la reciente viuda, se enteraran del altercado o no tuvieran la ocasión para reconducirlo. Quedándose sin recibir el pésame, y así, ante todo pronostico, un observador me saca a relucir lo que nunca debió de permitirse que ocurriera en un entierro. Pues esta historieta macabra ha tenido además como testigo el cuerpo aun caliente del muerto.

PD. ¡Isaías! descansa en paz. Incluso muerto te han utilizado.

2 comentarios:

Estrella Altair dijo...

Sinceramente Jaume, creo que los muertos en atentados terroristas "siempre" serán utilizados politicamente, es algo inevitable para los políticos que en este país adolecen muchos, muchísimos, de moral y ética.

Saludos

Jaume Canals Lanacemia dijo...

Gracias Estrella por darme moral.
Un abrazo.