Artículos de opinión y pequeñas noticias sobre mi pueblo

2/4/08

Eva sin huevos

Cada país se plantea tener la estructura militar adecuada a sus principios y necesidades. De ahí, la importancia que se da el querer mantener un equilibrio adecuado dentro de sus fuerzas armadas (aérea, naval y terrestre) y que éstas, estén en consonancia con sus principios.

Ya hace tiempo que se escuchan comentarios sobre los cambios que se están dando en cuanto a la importancia de cada uno de los componentes (de un u otro ejercito) para la obtención de la máxima eficacia, excelencia y cualquier otra cualidad que se le quiera dar.

Algunos hablan de poner en el primer puesto al que más sube, es decir, se recomienda el control del aire… y quizás por eso vemos como las fuerzas aéreas han incrementado con creces su valor estratégico, y más, en algunas áreas geográficas, ¿cómo por ejemplo nuestro país?... Por otro lado, hablan de poner en los últimos puestos (en cuanto valor estratégico) a los que van por tierra, es decir, las fuerzas terrestres, que cada vez más, necesitan ese apoyo especial de la población civil para obtener una mayor eficacia. ¿Estarán acertados?.

Corren rumores de que vamos hacia la innovación y que se van a ir imponiendo las nuevas tecnologías, para que las oportunidades de éxito (en caso de que desgraciadamente tengamos que defendernos por la fuerza), se hagan realidad. Esos rumores han dejado de ser y han dado paso a la evidencia, pues dentro de poco tiempo, podremos contemplar como nuestra Eva se queda sin huevos.

Con pasos silenciosos pero decididos la Eva 4, se adelanta al apagón analógico que tenía previsto el gobierno regional e implanta nuevos sistemas digitales que dejan sin efecto las dos cáscaras que veíamos al acercamos a Rosas. ¡Si! allí arriba en la montaña de Pani, aquel nido huevero que hemos visto custodiado durante medio siglo, dejaremos de verlo.

De ahí que escuche a mi ex amigo, ex pastor, ex palles, ex vinicultor y ex pescador ampurdanés, acompañado por el alegre canto de su ex sirena: “mientras no sepamos como eliminar o ahuyentar a las moscas (como el “mosca” de la década de los 30 del siglo pasado) no podremos andar por el campo tranquilos y de ahí que los huevos sean importantes, pues podríamos verlas venir y nos daría tiempo para escondernos”…

Quedan aun vecinos de Rosas que recuerdan con nostalgia como hace cincuenta años se produjo un encuentro entre dos pueblos, dos mundos que se desconocían y a fuerza de fiestas en los primeros años, allí en las alturas de la montaña del Pani, se pudieron conocer un poco más. Ahora, siendo del mismo pueblo, no hay fiestas, apenas hay visitas y parece que se ha querido cortar de raíz cualquier contacto.

La ignorancia de lo que sucede en la montaña del Pani, del trabajo que se esta haciendo, de su utilidad, es decir, de la vida propiamente dicha de nuestra vecina Eva, no es tan solo preocupante, sino desalentador. Aunque parece ser, que desde el Pani, ya hace años que se quieren abrir las puertas (que nunca han estado cerradas) y hacerse visitar, pues es el primer paso para conocerse, hablar y compartir preocupaciones y soluciones.

Escucho en medio de nuestra sequía, que incluso se está pensando en rehabilitar los pozos de agua abandonados por Eva para su suministro… Pero ¿Cuáles son sus preocupaciones? ¿cuáles son nuestras preocupaciones?.

Sin… apenas contacto, sin… apenas comunicación, poco podremos compartir entre vecinos. Y un día como el de hoy, después de cincuenta años, vemos que desaparecen los huevos y quizás otro día, veremos como… Vuelven a conocerse los vecinos de un mismo pueblo y empiezan a compartir sus alegría y tristezas.




Pd. El Escuadrón de Vigilancia Aérea número 4: EVA 4 en la montaña del Pani.

5 comentarios:

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Bona nit... Me gusta leerte a estas horas porque tus letras de hoy saben a añejo y mientras leo a Eva sin huevos me imagino aquellos tiempos de vecinos con vecinos.

Estrella Altair dijo...

Jaume, no se si es que hoy tengo un día espesa, o al no ser de aquella tierra, no entiendo bien el artículo, ¿se trata de gentes de pueblos hermanos que se llevan mal?.......
.. por que de eso, sé un rato, en mi pueblo, con otro vecino estamos a matar, creo que es normal, pero no entiendo ni lo de las moscas, ni lo de los huevos....

... disculpame... quizas sea problema de ignorancia que como sabes es mucha, pero me hago un liote.

Un besiño.

Jaume Canals Lanacemia dijo...

Hace cincuenta años vinieron los americanos (la guerra fría) instalaron los huevos (control aéreo) y se encontraron con los habitantes de Rosas. Eran dos pueblos, dos culturas muy diferentes y para que se pudiera dar la aproximación, los americanos montaron fiestas e invitaron a los del pueblo.
Hoy siguen los huevos (no por mucho tiempo, cambio de tecnología) y son nuestros soldados los que llevan el control aéreo, pero la relación entre militares y civiles apenas existe. Hay una incomprensión injustificable. Así pues desde la base aérea se están haciendo esfuerzos para que los civiles les conozcan y puedan acercarse y apreciar su labor y si se diera el caso llegar a una mayor colaboración y armonía…
Y aprovechando que esta hablando del ejercito: He traído a la mosca (avión militar de los años 30) como recuerdo de los últimos ejemplos como fuerza auxiliar ante el cambio de la estrategia militar de se esta dando en nuestros días…
¿Lo he condesado mucho?

Estrella Altair dijo...

Para nada Jaume, ahora me he enterado y muy requetebien, ahora si entiendo lo de la mosca y lo de lo huevos, por otro lado siempre que hay bases militares, yo creo que al pricipio actuan de manera mas correcta, pero con el paso del tiempo suelen formar un grupo cerrado que termina por ser autosufiente e independiente de una población de la que seguramente se sienten diferentes y distantes.

Las relaciones entre civiles y militares no siempre han sido fluidas, y sin embargo tu cuentas que desde la base militar están haciendo intentos de aproximarse, es extraño y los civiles ¿que quieren?.

Desde luego lo mejor sería que las relaciones fuesen mas fluidas, pero los militares suelen formar grupos muy cerrados con sus familias y trabajos.

Un abrazo y gracias por darme a conocer lo de las moscas y lo de lo huevos, que no son de mosca..

Saludos y buen fin de semana

Jaume Canals Lanacemia dijo...

Pienso que mientras no seamos conscientes de que la paz se conquista y se tiene que trabajar para mantenerla. No daremos el valor que tiene este estar en paz. La ignorancia sobre el tema nos puede ocasionar mucho más que un problema…
De ahí la necesidad no sólo de conocernos, sino compartir nuestras tristezas y alegrias... Y romper los aislamientos.