Artículos de opinión y pequeñas noticias sobre mi pueblo

26/9/08

Paco mi nuevo obispo.

Dicen que desde mitades de julio se sabe que vamos a tener nuevo obispo en la diócesis de Gerona. Se llama Francisco Pardo (Paco para los amigos) y en su saludo nos escribió una nota que decía que iba a venir como servidor de la diócesis y de la vida cristiana de todos los fieles.

Como he sabido este año se han nombrados 104 obispos y algunos de ellos este mes de septiembre han asistido a un curso de actualización que ha realizado la congregación de obispos. He pensado que quizás entre ellos estuviera Paco y que ha podido escuchar a Benito XVI proponer como modelo a seguir al apóstol san Pablo.

"En vuestras sociedades, como en otros lugares, se abate cada vez con más violencia el viento de la descristianización, de la indiferencia religiosa, de la secularización y de la relativización de los valores".

¡Uf! Que tarea le queda por hacer a Paco, si recogemos los datos estadísticos (superficie 4.705 m2, población 768.439, católicos 650.000, sacerdotes 258, religiosos 728) se puede llevar más de una decepción. Así pues, coincido con nuestro hermano Benito cuando apoya a los nuevos obispos y les propone acercarse a san Pablo, al que se le debería de considerar “un maestro” en estas circunstancias y del que aún hoy es posible aprender.

"Él os guiará por los caminos a menudo impracticables, pero siempre apasionantes, de la nueva evangelización".
"De él debemos aprender a mirar con simpatía a los pueblos a los que hemos sido enviados. De él debemos también aprender a buscar en Cristo la luz y la gracia para anunciar hoy la Buena Noticia; a ejemplo suyo, debemos rehacernos para recorrer incansablemente los senderos humanos y geográficos del mundo de hoy"…

Parece que eso de experimentar la comunión episcopal, es una exigencia indispensable en la evangelización de hoy… Y de ahí, que ya se hayan realizado siete cursos de actualización (no nuestro nuevo obispo, sino la congregación de obispos).

Quizás por eso sea tan necesaria la comunión a todos los niveles y que tengamos que seguir constantemente actualizándonos, incluso más a menudo, que los programas, parches, actualizaciones y sistemas operativos que se van reemplazando en los ordenadores.

Aunque, cuenta de él, que quiere quedar bien con todo el mundo y parece que además, quiere resaltar su participación en un concilio “provincial” que se han inventado unos cuantos obispos de los alrededores. Eso me da que pensar… Pues en mi hermosa provincia, a pesar de estar adornada por un forum, esconde otras presencias, que hacen necesario que tengamos un pastor que haya aprendido bien el ejemplo de san Pablo, y que guiado por Jesús empiece a limpiar y añadir y llegar al corazón de la población que describen los datos estadísticos.

1 comentario:

Jaume Canals Lanacemia dijo...

Según mis últimas informaciones, el sinodo de obispos no es una actualización para los obispos, sino que es un encuentro donde se buscan formulas que ayuden al papa a tomar las mejores decisiones.