Artículos de opinión y pequeñas noticias sobre mi pueblo

8/4/06

Eva y el cambio de ministro

Ya hace casi un año que describí a nuestra olvidada EVA. Tan alta, tan bella. Tan arriba y al mismo tiempo tan cerca.
Cuentan que sus miembros han cambiado, los gritos y las leches, se han sustituido entre otras cosas, por ordenes y leyes. Por hablador o habladora no se ha quedado y ante la entrada, una hermosa hembra equipada, da el alto.
Con ministro o sin el, nuestra EVA con su planteamiento impone: temor y admiración, deseo y contención. Quizás por eso, pocos se acostumbran a dormir “en…” o junto a ella.
Muchos dicen que prefieren ese subir serpenteado, ese despertar al alba, ese entrar entre las pequeñas nubes que se forman en su cima. Otros comentan en voz baja, que ese encuentro matutino o nocturno, donde nuestra vista se pierde al contemplar el horizonte, es para quedar finalmente gratificado con su vista.
Me cuentan la historia de una rana de piedra, con nombre americano. Me señalan una hita con historia y muy cerca de allí, contemplo esos gigantes molineros de don Quijote, arrogantes y escribiendo otras muchas cosas.
Hoy es un día más de leyenda, nuestra EVA esta rodeada de una nube blanca y por más que miro no la encuentro, ¿Qué habrá pasado? No hay viento, la tramontana no viene y los gigantes se están quietos...
Quizás sea porque el ministros saliente ha aprobado la ley del soldado, EVA echa cuentas y los números no le salen. El agua que viene cambia de origen y en la montaña se abre una brecha. Los mozos quieren pasar, pero no entran. La radio funciona, pero pocos la oyen. El comedor esta vacío y ya nadie cena.
Esta noche, apenas duermen, nuestra EVA esta despierta y nos informa de esos vuelos que con su altura nos dan la alerta.
Pocos saben lo que significa tener tan cerca a nuestra hermosa EVA.

PD. El escuadrón de vigilancia aérea se llama EVA número 4.

No hay comentarios: