Artículos de opinión y pequeñas noticias sobre mi pueblo

1/8/10

Cataluña ha muerto. ¡Viva...!

¿¡Viva!?. No... No puedo sacar a relucir esa frase tan utilizada en la edad media que decía: “El rey ha muerto. ¡Viva el rey!”. Y todo, porque a lo largo de tres o cuatro lustros, el charnego catalán (que ha perdido sus raíces), ha ido ocupando los gobiernos autonómicos, comarcales y municipales, y realizando los cambios para que Cataluña también perdiera sus raíces.

Era de esperar, el acoso propagandístico de un grupo de fanáticos regionales, ha resultado eficaz, y si además, se ha acompañado con un sistema de enseñanza que ha multiplicado con creces el borregismo y el amiguismo, el resultado ha sido la muerte de Cataluña. Si, si, la muerte de esa forma de actuar y de ser de un pueblo, de sus costumbres, de aquello que hizo posible que Cataluña llegara a ser una región pionera.

Pero la culpa no es del charnego catalán (buena gente), el charnego ha seguido las pautas que le han marcado, no ha sido una revancha del charnego por haber perdido sus raíces, sino más bien, de los que se han aprovechado de su ignorancia y su falta de cultura histórica, para despachar esa Cataluña que llego a ser rica y prospera.
Ahora toca repartirse las migas del pan, (mientras duren esas migas), puesto que la creación de riqueza y cultura en Cataluña ya son historia.

Podríamos poner como ejemplo esos tópicos catalanes que han pasado a la historia, ejemplos como: el heredero (“hereu”, donde el segundón se tenía que espabilarse y montar empresas o estudiar), el ahorro familiar (¿familia?), el trabajo (donde el dueño era el primero en llegar y el último en marcharse), la usufructuaria (el sistema que se usaba para proteger a la viuda), la cordura (“seny” toda la corrupción se ha silenciado), el idioma (se ha sustituido por otra lengua que dicen que es catalán y además es obligatorio como en la dictadura), el toro (cultura mediterránea que se ha prohibido)... Y suma y sigue. Como dijo acertadamente en los primeros lustros un tal Guerra: “no te conocerá ni la madre que te parió”.

Por eso, quizás volvamos a dar la imagen que durante cierto tiempo ya nos ilustro nuestro querido Cervantes en su obra “Don Quijote” al narrar su viaje a Barcelona.

No tienes de qué tener miedo, porque estos pies y piernas que tientas y no vees sin duda son de algunos forajidos y bandoleros que en estos árboles están ahorcados; que por aquí los suele ahorcar la justicia cuando los coge, de veinte en veinte y de treinta en treinta; porque donde me doy a entender que debo de estar cerca de Barcelona”.

Pero con un matiz diferente, se ha abolido la horca y a los forajidos y bandoleros desde que se escuchara en el parlamento catalán a un tal Maragall diciendo: “tienen un problema llamado 3%”. Son los que están, y están los que son... (en esta última frase hecha ¿me falta un “no” y un “ni”?).

Quizás por ello puedo decir, Cataluña ha muerto, que al igual que don Quijote al salir de Barcelona, se ha terminado la aventura de ser pionera, y que mejor expresado que con aquellas palabras que decía cuando estaba contemplado el sitio donde había caído:

- ¡...aquí se escurecieron mis hazañas; aquí, finalmente, cayó mi ventura para jamás levantarse.!

2 comentarios:

queser dijo...

Creo en la tolerancia y en el respeto,y pensar que Catalunya es capricho por querer poner el catalán por delante del castellano es lógico ,por que si no se hace en Catalunya donde se hará, yo no se si esta en peligro el castellano,pero prueba a ir a cualquier tienda hablando en catalán y encontraras pocas que te entiendan y menos que te hablen el catalán ,por eso no se que peligro de desaparición del castelllano, piensa un poco uno de euskadi ,con uno de catalunya ,no hablaran en ingles ,o cada uno en la suya es lógico que hablen en castellano que es la lengua que nos comunica, por eso no creo que este en peligro el castellano ,sino el que esta en peligro es el catalán.
En cuanto lo de los toros pienso que las corridas de toros es el disfrute del sufrimiento ,la agonía ,la sangre y la muerte , no creo que a eso se le pueda llamar arte o cultura,y compara el correbous con las corridas ,es vergonzoso,porque en el correbous se disfruta con la emoción de que no te pille o de tocarlo ,y no se disfruta con la agonía, el sufrimiento del animal.

Jaume Canals Lanacemia dijo...

En Cataluña no se respetan los derechos humanos. No es cuestion de que haya una lengua en peligro, es cuestion de respetar la lengua materna. Parece que esto no se entiende.
Con respecto a los toros, la cultura mediterranea parece tampoco se comprende, y aplicar los conceptos de (¿sufrimiento, agonia, muerte?) que tienen los humanos en los animales, es no entender el mundo animal. Ni vida en si misma.