Artículos de opinión y pequeñas noticias sobre mi pueblo

30/3/11

Robo hipotecario

Tengo un amigo que es un ladrón, pero me comenta que él sólo cumple con lo que marca la ley hipotecaria y que incluso nuestros representantes políticos ayudan y apoyan a su empresa... Supongo que lo hacen, entre otras cosas, para que mi amigo siga robando al amparo de la ley.


Esto me hace recordar la costumbre que tenían mis vecinos de pedir un préstamo hipotecario para así conseguir un bien de gran valor económico que les aseguraba (en parte) la vejez y suplía (en parte) la escasa jubilación (si se tenían). Pero tenía un inconveniente. La poca movilidad de mis vecinos a la hora de desplazarse a otro lugar para trabajar.

Cuando salio la ley, pocos vecinos se percataron de que se institucionalizaba el robo hipotecario. En principio pensé que se podía considerar una estafa, pero en el concepto de estafa esta el término de engaño y la ley hipotecaria en España lo deja claro, no hay engaño.

Así pues, aquella costumbre ancestral de pedir una hipoteca para la compra de una vivienda, se aprovecho, tanto por los representantes políticos como por los intermediarios financieros, y se redactaron unos artículos en la ley hipotecaria que hacían posible el robo de tu vivienda hipotecada cuando las cosas te vinieran mal dadas.

Generalmente en España, existen muy pocos vecinos que se enteren de las consecuencias que puede acarrear algún que otro artículo de alguna que otra ley y como cada vez hay mas leyes y normas por cumplir, pues eso, muchos ni se molestan en saberlas y mientras no se le apliquen conviven con ellas... De ahí que se quiera imponer el principio de: “la ignorancia de las leyes no exime de su cumplimiento” y de la existencia de un dicho popular: “si quieres hundir a un vecino, hazle cumplir la ley... seguro que encuentras una ley en que esta en falso”.

Quizás, la actual crisis económica, ha hecho posible que muchos españolitos sufran las consecuencias de este robo institucionalizado por la ley hipotecaria y se despierten, pero ya es demasiado tarde, y ahora mis vecinos se están viendo defraudados por nuestros “políticos de turno” que se escusan en los problemas económicos que existen, para decir que “ahora no es el momento para cambiar la ley”, mientras, los intermediario financieros se quedan con sus viviendas y además les dejan con unas deudas que hacen posible embargarles parte de sus futuros sueldos, o que puedan además (los intermediarios financieros) embargar las viviendas de los padres de mis vecinos que avalaron la hipoteca de sus hijos.

Es decir, la ley hipotecaria hace posible que mi vecino si compra una vivienda usando un crédito hipotecario y llega un momento que no puede pagar la mensualidad, la entidad financiera puede quedarse con la vivienda por tan solo la mitad de su valor y además, exigir a mi vecino el pago de la otra mitad del valor de la vivienda entre otras cosas. Si esto no es un robo, ¿que es robar?. A mi vecino le han quitado su vivienda además de exigirle el pago del resto del valor de un bien (la vivienda) que ya no es suyo.

5 comentarios:

Perlita dijo...

Hola, Jaume:
Creí que "no estabas" y ya, ya...Veo que sigues en tu línea de poner el dedo en la llaga.
Vale. No te animaré, aunque te diga que casi siempre tienes razón en lo que dices...
Un abrazo, Carmen Sabater

Anónimo dijo...

Robar dentro de la ley y por decreto, es el derecho de participación más idolatrado de todos los gobernantes y sus miembros. Solo quien se adueña del producto útil del trabajo ajeno, por fuerza menor y sin ley que lo proteja: Son considerados bandidos por los bandidos. Y los indefensos e inocentes, siempre serán delincuentes, por permitir que otros se roben la ley donde quedaron fuera del reparto. Si vives fuera de la ley es obvio, que eres proscrito.
Arturo R. Pasarón.

Jaume Canals Lanacemia dijo...

Cada vez es mas clarificador que la leyes que se dicata ultimamente, no son para distribuir justicia, sino para servir unos intereses de...
Pd: Arturo, el día que quieran ir a por ti, tan solo tienen que aplicar la ley (tendrias todas las de perder). El mejor ejemplo es la obra de teatro "El mercader de venecia"

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Jaume Canals Lanacemia dijo...

Lo siento anonimo, pero no se aceptan insultos. Cuando quiera participar argumente, sera mas edificante.