Artículos de opinión y pequeñas noticias sobre mi pueblo

17/4/14

MEIKPON. Un poco… Un poco de tiempo y… ¡Buen viaje!


¡Buen viaje!. Fueron las últimas palabras que escuche al despedirse de un padre, de una madre, de un compañero, de un amigo… de un ser querido.  ¡Que tengas un buen viaje! . Si, fue el deseo de un gozo frente a la tristeza que desprendía ese “buen viaje”. Y al llegar a casa, volví a recordar aquellas palabras... Y abrí el libro y mis ojos se pararon por unos instantes en MEIKPON.

Al repetir la palabra, no puede dejar de seguir leyendo hasta completar la frase:

MEIKPON KAI OYKETI θEωPEITE ME KAI ΠAΛIN MIKPON KAI OΨECθE ME
Un poco, y no me veréis, y otro poco, y me veréis.

 
Algunos no lo habían comprendido, otros no lo creyeron, y la XAPA (pena) fue tocando a uno u otro mientras hacían esfuerzos para aceptar el ¿Por qué?.

KAI ω YΠAΓω ΠPOC TON ΠATEPA
Y, porque voy al Padre.

 
Y con la esperanza de otra respuesta, seguí leyendo, y encontré esa aclaración del cómo vivimos nuestros viajes y cuál es la fortaleza y ánimo que la misma naturaleza nos brinda en nuestro quehacer diario,

AΛΛ H AYΠH YMωN EIC XAPAN  ΓENHCETAI
pero vuestra tristeza se volverá en gozo

 
 Aunque, el ejemplo que encontré solo lo entienden en su profundidad, ¡las mujeres!.

HΓ YNH OTAN TIKTH ΛYΠHN EXEI
La mujer, cuando va a dar a luz, siente tristeza,

OTI HΛθEN H ωPA
porque llega su hora;

AYTHC OTAN ΔE ΓENNHCH TO ΠAIΔION
pero cuando ha dado a luz un hijo,

OYKETI MΠHMONEYEI THC θΛIΨEωC ΔIA THN XAPA
ya no se acuerda de la tribulación,

OTI EΓENNHθH O AθPωΠOC EIC TON KOCMON
por el gozo que tiene de haber alumbrado a un ser humano.

 
Pero, la pena y la tristeza es saber… Que cuando te vuelva a ver, ya no seré el mismo y este camino que hemos compartido me sabe a poco, muy poco. Aunque siempre me quedara el gozo de haber estado contigo “un poco” a lo largo de mi viaje. ¡Que tengas un buen viaje!.

Pd. Fuente original: Jn 16,16-21